Tus alas ya estaban listas para volar pero mi corazón nunca estuvo listo para verte partir

te extrañaré siempre, tu partida es muy difícil de asimilar, no sabia que tus alas estaban listas para volar, pero sabes… mi corazón nunca estuvo listo para verte partir. Todo el tiempo que compartimos, todo tu amor y tus enseñanzas las atesoraré por siempre como lo más valioso en mi vida.

Tus alas ya estaban listas para volar, pero mi corazón nunca estuvo listo para verte partir.

Comparte si te ha Gustado: